Juan Mateo Cabezas (Morantes) gim. 19 lapkričio 1683 † 17 rugpjūčio 1750

Straipsnis iš Rodovid LT.

Asmuo:391014
Peršokti į: navigaciją, paiešką
Giminė Cabezas
Lytis Vyras
Pilnas vardas gimus Juan Mateo Cabezas
Kitos pavardės Morantes
Tėvai

Juan Cabezas [Cabezas]

María Morantes [Morantes]

[1]

Įvykiai

19 lapkričio 1683 gimimas: Cádiz, España

vaiko gimimas: Ana María Cabezas (López) [Cabezas]

vaiko gimimas: Maria Teresa Petrona Cabezas (López) [Cabezas]

vaiko gimimas: Juan Mariano Cabezas (López) [Cabezas]

vaiko gimimas: Isabel Cabezas (López) [Cabezas]

vaiko gimimas: Juana Javiera Cabezas (López) [Cabezas]

19 kovo 1712 santuoka: Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, Parroquia de La Merced, María Josefa López (Ferreyra) [López] gim. 1699 † 1765

1714 vaiko gimimas: Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, María Josefa Cabezas (López) [Cabezas] gim. 1714

1715 vaiko gimimas: Buenos Aires, Argentina, Francisca Gregoria Cabezas (López) [Cabezas] gim. 1715

1 spalio 1715 vaiko gimimas: Buenos Aires, Argentina, Francisca Dionisia Cabezas (López) [Cabezas] gim. 1 spalio 1715

1722 vaiko gimimas: Buenos Aires, Petrona Francisca de Cabezas y López [Cabezas] gim. 1722

1728 vaiko gimimas: Buenos Aires, Argentina, Juana Rosa Cabezas (López) [Cabezas] gim. 1728

9 gegužės 1730 vaiko gimimas: Buenos Aires, Argentina, Luis Gregorio Francisco José Cabezas (López) [Cabezas] gim. 9 gegužės 1730

1734 vaiko gimimas: Buenos Aires, Argentina, Francisca Viviana Cabezas (López) [Cabezas] gim. 1734

17 rugpjūčio 1750 mirtis: Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata

Šaltiniai

  1. por Carlos F. Ibarguren - Andaluz, pero no de Córdoba sino de Cádiz, fue Juan Mateo Cabezas, bautizado el 19-XI-1683 en el añejo puerto gaditano que establecieron los fenicios mil quinientos años antes de Cristo, más allá de las Columnas de Hércules, a la entrada del Mar Tenebroso; hijo legítimo de unos padres que se llamaron Juan Cabezas y María Morantes. En aquella ciudad marinera de inmemorial tradición mercantil, nuestro muchacho, al influjo del ambiente nativo, vino a resultar comerciante; como de seguro lo fueron sus mayores y gran parte de las personas vinculadas a su familia. Por espacio de más de dos siglos y medio, periódicamente o en forma irregular, según las circunstancias de cada época, de Cádiz fueron saliendo los navios destinados al tráfico comercial con el mundo español ultramarino. A partir de 1700, en un creciente intercambio con el Río de la Plata, los exportadores monopolistas de Cádiz cargaban sus barcos con mercaderías, efectos y géneros de "Castilla", para recibir, de retorno, las materias primas y metales sudamericanos. Miles y miles de cueros se consignaron así de Buenos Aires a Cádiz. Y durante el transcurso de la primera década del siglo XVIII, viajero participante en una de esas operaciones lucrativas, Juan Cabezas, por sí o en representación de algún fuerte mercader gaditano, se instaló en la ciudad porteña del Riachuelo de los Navios, y acá fundó su hogar, al casarse el 19-111-1712, en la Iglesia Matriz lugareña, con la criolla santafesina María López Ferreyra, hija legítima de José López de Andrada y de Juana Ferreyra Bracamente. Bendijo la boda el presbítero Antonio Vergara, ante los padrinos Capitán Domingo Castro y María Gómez Gayoso, y los testigos Tomás Cabezas (deudo del contrayente?), Francisco Alvarez y Antonio de Igarzabal. Establecido en Buenos Aires, Cabezas - si no vino con capital propio de España - labró aquí en poco tiempo buena fortuna. Por lo pronto en 1729 ya contribuye, con otros vecinos, "en la realización de la renta que tiene cada año el Real Hospital de San Martín", en cuyo balance figura Juan Cabezas, como uno "de los sujetos" que abonaba 35 pesos anuales de censo a favor de dicha institución de salud pública. Y en la "Memoria del repartimiento de los treinta y dos mil cueros de toro que se han vendido a Don Juan Francisco de Alzaibar" - comandante de navios de registro y colonizador de Montevideo -, fechada el 28-III-1730, Juan Cabezas aparece como fiador de "Don Joseph de Juan Saras", a quien se le repartieron dos mil cueros. Por lo demás, las dos primeras escrituras que encontré en los viejos protocolos otorgadas por mi antepasado, resultan; Una fianza dada por este, el 9-XJJ-1732, ante el Escribano Juan Antonio Zabala, a favor de Francisco de Merlo, el rico Notario y terrateniente sevillano avecindado entre nosotros, que acá fundó estirpe conocida y la capilla y pueblo de San Antonio del Camino (hoy Merlo). Y el 4-II-1733 se protocoliza la comparencia de Juan Cabezas, ante el Escribano Juan Antonio Carrión, para manifestar que el Sargento Juan González litigaba contra los bienes del finado Juan Antonio del Rosal por la suma de 67 pesos y 4 reales, que éste le quedó debiendo; que el difunto Rosal habíale dejado en prenda, al escriturante, "un zurrón de yerba, una talega de azúcar y una botija de aguardiente", cuyos efectos, en virtud de un auto judicial, Cabezas entregó al "Depositario de bienes de difuntos"; por lo tanto mi antepasado pedía se le pagase aquella cantidad al Sargento González, satisfaciéndole la deuda con el valor de la botija de aguardiente. Como estas referencias escribaniles no resultan nada amenas, resumo en nota, fuera de texto, otras constancias que encontré en el Archivo de los Tribunales, relacionadas con nuestro personaje (1). El Convento de las Catalinas El nombre de Juan Cabezas se encuentra vinculado también a la fundación del monacato porteño de las Catalinas, cuyos antecedentes históricos creo interesante resumir. El año 1717, el presbítero Dionisio de Torres Bricefio, natural de Buenos Aires, prebendado de la Catedral de Charcas y Caballero de Santiago, pasó a España a solicitarle permiso al Rey para fundar un monasterio de monjas en la ciudad de su nacimiento; ya que ahí muchas mujeres piadosas, cuando no podían trasladarse a Córdoba, vivían apartadas del mundo en sus propias casas familiares por falta de convento. Don Dionisio proponíase subsanar este inconveniente, y establecer a orillas del Plata un claustro de "monjas calzadas", donde se podrían a su vez criar algunas huérfanas y, "en casos prezisos", albergar "mujeres de calidad". La real autorización le fue concedida el 27-X-1717; pero estaba de Dios que el postulante falleciera antes de ver coronado su anhelo. Por tanto fue su padre, Luis de Torres Briceño, quien como primer patrono de la fundación, quedó encargado de reunir entre sus adineradas relaciones el capital inicial de 40.000 pesos, necesarios para materializar dicho proyecto; cuyo monto se logró mediante distintos aportes - donados o colocados a réditos - por las personas comprometidas a tal fin. Cooperante en la devota obra resultó Juan Cabezas, el cual en sendas escrituras otorgadas el 14 de febrero y el 19 de noviembre de 1733, ante el Escribano Juan Antonio Carrión (la última de ellas conjuntamente con Juan Zamudio, su esposa María de Pesoa y José Antonio de Rivadeneira), se obligó a pagarles 2.000 y 1.000 pesos corrientes, respectivamente, "de principal" (capital), a los sucesores de Dionisio Torres Bricefio, que corrían con el encargo de levantar el aludido monasterio. La obra ya había tenido principio de ejecución en tres solares, que hoy se ubicarían en las calles México y Defensa, haciendo esquina; de acuerdo al plano ideado por el célebre arquitecto jesuita Andrés Blanqui - diseñador también de San Ignacio, San Telmo, San Francisco, La Merced y la Catedral de Córdoba. Empero, a la muerte del prebendado Dionisio, dichas tareas preliminares quedaron paralizadas, hasta que el Gobernador Salcedo, con el asesoramiento de otro experto jesuita, el Padre Juan Bautista Prímoli - a quien se deben la Iglesia de El Pilar y el Caserón del Cabildo porteños -, mandó sacar "a remate" la reanudación de las obras del claustro monjil; licitación que ganó Juan de Narbona - contrabandista de fama, promotor del templo de la Recoleta - con el compromiso de cobrar 53.000 pesos; 20.000 al contado y el resto "en dos pagas"; amén de recibir de yapa "nueve negros, mili y más anegas de cal y otros aperos, herramientas, maderas, serraduras, clavasen y los demás materiales que se hallaren promptos para dicha fábrica". Propuso Narbona como fiador suyo a Juan Cabezas y éste se allanó a prestarle tal garantía el 28-1-1738. El nuevo constructor solicitó a las autoridades se mudase el sitio que eligiera Briceño para levantar la obra, por considerarlo inadecuado y estar "en la parte baja del pueblo". Entonces los administradores del monasterio en cierne, compraron a José Núñez, a Victoria Cueli y a Juan Sánchez, el 23-XII-1737, ante el Escribano Juan de Merlo, por el precio de 2.800 pesos, una manzana entera a siete cuadras de la Plaza Mayor, en el barrio llamado "El Retiro", cuyo terreno conformaba una quinta con dos edificios. Allí se obligó Narbona "a hacer dicho Monasterio perfectamente, de cal y bobeda, el qual se ha de componer de la Iglesia" - con sacristía y coro - y "encima de la fachada de la puerta, a un lado, tres arcos para campanario"; patio principal con "altos" de 15 celdas arriba y 15 abajo; tres escaleras y, contiguo, un corredor con arcadas y pilares y un pozo de balde en el medio; y portería con un par de tornos y tres locutorios; el cuarto para el Capellán y otro patio con su "refactoría agauamaní"; despensa, cocina, sala grande para dormitorio en lugar de enfermería, y "dos distintos parajes para lugares comunes". Todo cercado de paredes de "cuatro varas de alto y tres cuartos de grueso", provistas de puertas y ventanas, rejas de fierro, celosías de madera, etc, etc. Establecíase expresamente en la contrata que los nueve negros esclavos que trabajaban como albañiles, "fenecida la obra han de quedar para el Monasterio". Como más tarde muriera Narbona sin haber dado término a su compromiso, quedaron obligados a llevar adelante la edificación conventual, su viuda María Teresa Robles y su yerno Francisco Martín Camacho. Con ese propósito, aquella había hipotecado su dote. Aún no estaban concluidos los trabajos que se tenían entre manos, cuando el 25-XII-1745, el Gobernador Ortiz de Rozas anticipóse a inaugurar solemnemente el monacato de las Catalinas, solicitado antaño al Rey por Torres Briceño; planeado después por el jesuita Blanqui; y construido al fin por Narbona y sus sucesores, mediante el pecuniario aporte de algunos generosos vecinos, entre ellos Juan Cabezas. Y en el lugar en que actualmente se encuentra el Convento, se enclaustró su primera dotación religiosa; la Madre Superiora, Ana María de la Concepción (hermana de los Obispos Arregui y viuda de Juan de Armaza); una hija suya, Sor Gertrudis; la Madre Catalina de San Rafael; la Madre Ana, portera; y Sor María Josefa de Jesús, lega. Y vuelvo a la biografía de mi antepasado En 1735, al asumir José Antonio de Rivadeneira el cargo de "Depositario General", le propuso al Cabildo una nómina de 20 vecinos de crédito y solvencia notorios, para que esa corporación escogiese quienes debían prestarle la fianza de rigor, que alcanzaba la suma de 4.000 pesos. El referido empleo de "Depositario General" - cuya designación efectuaban el Gobernador o su Teniente y no el Ayuntamiento - consistía en custodiar caudales de menores, retener censos y otros depósitos judiciales de dinero, por lo que, dada la responsabilidad que tales custodias implicaban, se le exigía al funcionario nombrado una importante fianza al tomar posesión del oficio. Así pues - con otros vecinos abonados propuestos por Rivadeneira como garantes suyos - el Cabildo aceptó a Juan Cabezas, quien oportunamente obligóse por "quatrozientos pesos", que fue su parte en la aludida garantía. Tiempo adelante, en la sesión del ll-X-1736, el Cabildo deliberó sobre una Real Cédula que acababa de recibir. En esa provisión Su Majestad mandaba suspender temporariamente la cobranza del 4% de las "alcávalas terrestres" (impuestos a las ventas que los comerciantes debían pagar al fisco), "con calidad de dar la Ziudad fianza de lo que se dexe de cobrar hasta la resulta del Real Consexo "(de Indias). A propósito de ello los Regidores acordaron que debían de tenerse "prevenidos" Francisco de Vieyra y Juan Cabezas, para que, de mancomún, otorgasen la fianza requerida por dicho regio documento. En otra oportunidad, el 2-IX-1737, el "Depositario General" Rivadeneyra dijo en el Cabildo que se hallaba con licencia del Gobernador para salir "a las provincias de arriba, a vender una porción de muías que tenía en ynbernada", y que por tal motivo dejaba los depósitos de su custodia a cargo de sus apoderados Gaspar de Bustamante y Juan Cabezas, "vaxo de las fianzas que tienen dadas, y que assí pedía se le conzeda facultad y lizencia para executar el viaje". El pedido resultó favorablemente votado por los cabildantes. En consecuencia, interinamente, quedaron mi antepasado y Gaspar de Bustamante encargados del oficio de "Depositario General de Bienes" de la ciudad. Esto, en la familia Cabezas, fue tenido como un honor; y, casi veinte años después de la muerte de don Juan, el 26-IV-1769, su hija Petrona y el marido de ella Cornelio Matías de Roo, solicitaron al Cabildo "se les dé certificación del Acuerdo en que se le compelió a Don Antonio de Riva de Neira, como a Depositario Gral., nombrase substituto en dicho empleo, y lo berificó en don Juan Cabesas, padre de los que se presentan". Y los Regidores mandaron al Escribano del cuerpo diera testimonio de ello. Las propiedades, el testamento y la muerte de mi antepasado La morada familiar de Juan Cabezas, "bien edificada con sus altos", levantóse en la calle "de la Compañía" (hoy Bolívar). Allí instaló el hombre "tienda pública a la calle", y en los aposentos superiores e internos vivían con él (en 1744) su mujer María López y sus hijas entonces solteras; Juana, Petrona, Inocencia y Bibiana; ya que las tres mayores casadas, María Josefa, Francisca e Isabel, alojábanse en las casas de sus respectivos maridos. Bajo el mismo techo de don Juan habitaban además un muchacho hortera suyo llamado Domingo, de 18 años, y los negros esclavos de ambos sexos y distintas edades; Bentura, Domingo, Juan, Petrona, María y otra María. Asimismo en otra pieza a la calle, tenía habitáculo y tienda Pascual de Isarra, comerciante de 24 años, acompañado de dos chicos; Manuel Torres, español de 12 años y Pablo, mulatillo esclavo de 10. La vivienda se edificó en terreno de 35 varas de frente y 70 de fondo, y la flanqueaban las casas de Micaela Aldunate, viuda de Gayoso y la del doctor Joseph López. Otra casa de renta perteneció a Cabezas en la calle de "San José" (hoy Perú). Su terreno medía 50 varas de frente por 70 de fondo. Inquilinos del inmueble eran - según el censo urbano de 1738; Domingo Gil, soldado inválido "del Presidio" y su mujer; Simón Esvirra, nativo de Vizcaya, su cónyugue y 5 hijos; Francisco Rodríguez, igualmente soldado y su esposa; la viuda Lucía Segura con 3 hijos; una mulata de nombre María; la parda Clara, que oficiaba de comadrona; y Juana Zapata, soltera. Juan Cabezas fue dueño también de una chacra en el pago de la Matanza, cuyo predio al correr del tiempo, a consecuencia de un litigio fronterizo, le daría a la viuda del propietario bastantes dolores de cabeza. Vivían ahí, en 1744, el capataz Pedro Aguilar, mulato esclavo de 40 años, casado con la mulata libre Tomasa Ordoñez, que le llevaba 20 años de ventaja, pues ella acusó, en el censo pertinente, 60 anualidades cumplidas; el negro esclavo Juan de 18 años; y "los indios misioneros conchavados"; Gabriel y su mujer Margarita de 40 y 25 años uno y otra; Pablo, de 28 años; y Juan de 22, marido de Petrona de 30, con una hija, Jacinta, de solo 4. El 15-IV-1750, ante el Escribano Juan Antonio Carrión, Juan Cabezas otorgó sus disposiciones de última voluntad. Declaró que "la gravedad del accidente de que adolezco no me da lugar a hacer por largo mi testamento", por lo que daba poder a su consorte María López y, mancomunadamente, a sus yernos, Pedro González, Pedro García Posse, Felipe González y Cornelio Roo, a fin de que ordenaran aquel instrumento legal luego de su muerte, con las declaraciones, legados y demás cláusulas que en su oportunidad recomendó. Ordenaba que su cuerpo fuera sepultado en la Iglesia de San Francisco, de cuya orden era hermano terciario, e instituyó por sus universales herederas a su esposa y a sus siete hijas que vivían a la sazón. Transcurridos cuatro meses de este otorgamiento, el 17 de agosto, mi antepasado - valga el retruécano - se fue de cabeza a una tumba franciscana. Y el 3 de septiembre siguiente, en el protocolo de Carrión, Juan Bautista de Echavarría declaró; Que se obligaba a "pagar realmente a Pedro González, como uno de los Albaceas de don Juan Cabezas, difunto", la cantidad de 683 pesos y un real de plata sellada que "me emprestó dicho difunto".

    (1) He aquí la nómina respectiva: El 12-VIII-1733 Juan Cabezas, ante Juan Antonio Carrión le compró a Joseph de Pesoa un mulato esclavo llamado Pedro Gerónimo, como de 20 años, "con todos sus vicios y defectos y enfermedades públicas y secretas", mediante la suma de 300 pesos. El 20-VIII-1734, Cabezas, ante Carrión, suscribió un poder general amplio a favor de Juan López y de Francisco de Vieyra; este último comerciante portugués y marido de María de Matos, que arrendaba dos piezas a Thomasa Acassuso, viuda de Araujo, para sus "almazenes". El 20-VIII-1737, Cabezas, ante Joseph Esquivel, otorgó carta de adeudo a favor del Capitán Francisco de Vieyra y de sus herederos y sucesores, por la cantidad de 2.220 pesos de plata acuñada. El 2-II-1738, Cabezas, ante Esquivel, constituyese fiador de Diego de Sorarte. El 6-VIII-1738, Cabezas, ante Esquivel, en su carácter de Albacea de Juan de Araujo, dio poder a Francisco de la Cámara a fin de que éste atendiese los pleitos de la referida sucesión. Y el 30-IX- siguiente otorgó un mandato similar a favor de Ventura Villalba. El 27-V-1740, Cabezas, ante Esquivel, vendió a Juan Lázaro Coronel, al precio de 70 pesos de plata moneda columnaria, un "sitio" a inmediaciones de la parroquia de San Juan Bautista, de 8 varas y 3 3/4 de frente y 70 de fondo. Hubo el vendedor la propiedad, en la misma fecha, por compra que hizo a Roque Domínguez. El 15-XII-1745, Cabezas, ante Carrión, ratificó la compra hecha en pública almoneda de un negro esclavo llamado Marcos, como de 30 años, adquirido por Bernardo Freiré en 200 pesos de la testamentaría de Francisco Araujo, de la cual Cabezas era Albacea. También en 1745 Cabezas mantuvo una contienda judicial a raíz de la compra de una casa que aquel - "cabeza dura", por cierto - hizo a Ramón Cabrera y a la mujer de éste, Rosa Serrano. Ese inmueble se levantaba en la calle de "Las Torres" (ahora Rivadavia), en terreno de 17 1/2 varas de frente y 70 de fondo. Tal propiedad la vendió después Cabezas, el 20-111-1746, ante Francisco de Merlo, a Pedro de Soria en 400 pesos corrientes. Otro pleito contra mi antepasado lo promovió Antonio Lagos - cobrador del tributo de sisa -, quien, el 5-VII-1746, hizo reclamo al Cabildo para que se lo conminara a Juan Cabezas a pagarle "el cuartillo" (moneda pequeña equivalente a la cuarte parte de un real) que el nombrado le debía como impuesto, de resultas de la venta de unas muías. La causa se ventiló en el juzgado del "Teniente" Florencio Moreyras, siendo aquellos derecho fiscales defendidos por el Procurador de la ciudad, José de Arroyo. El 3-II-1748, Cabezas, ante Carrión, le vendió una negrita llamada Luisa a Santiago Pucheta. El 3-IV-1570, en vísperas de su muerte, Cabezas, ante Carrión, le compró al Coronel Juan José de

    Echauri, un mulato criollo llamado Ignacio, de 36 años. Y al borde de la tumba, el 2-VII-1750, otorgaba Cabezas, asimismo ante Carrión, un poder general amplio a Francisco Díaz Cubas, para que "entienda en todos mis pleitos, causas, negocios civiles y criminales, eclesiásticos y seglares, que de presente tengo o tuviere en adelante".

Nuo senelių iki vaikaičių

Tėvai
Tėvai
 
== 2 ==
María Josefa López (Ferreyra)
gimimas: 1699, Santa Fé, Gobernación del Río de la Plata
santuoka: Juan Mateo Cabezas (Morantes) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, Parroquia de La Merced
mirtis: 1765, Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata
Juan Mateo Cabezas (Morantes)
gimimas: 19 lapkričio 1683, Cádiz, España
santuoka: María Josefa López (Ferreyra) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, Parroquia de La Merced
mirtis: 17 rugpjūčio 1750, Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata
== 2 ==
Vaikai
Cornelio Matías de Roo y Olmedo
gimimas: 17 vasario 1725, Cádiz, Spain
santuoka: Petrona Francisca de Cabezas y López , Buenos Aires
mirtis: 3 birželio 1795, Buenos Aires, Viceroyalty of the Río de la Plata
Petrona Francisca de Cabezas y López
gimimas: 1722, Buenos Aires
krikštas: 2 rugpjūčio 1722, Buenos Aires
santuoka: Cornelio Matías de Roo y Olmedo , Buenos Aires
Pedro García Posse (Fernández)
gimimas: Vivero, Galicia, España
santuoka: María Josefa Cabezas (López) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, El matrimonio García Posse - Cabezas fue velado en la Catedral,
kita: María Josefa Cabezas (López) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, Velaciones, en la Catedral
mirtis: 1777, Buenos Aires, Argentina
María Josefa Cabezas (López)
gimimas: 1714, Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata
santuoka: Pedro García Posse (Fernández) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, El matrimonio García Posse - Cabezas fue velado en la Catedral,
kita: Pedro García Posse (Fernández) , Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata, Velaciones, en la Catedral
palikimas: 19 rugpjūčio 1789, Buenos Aires, Virreinato del Río de la Plata, ante Juan José Rocha
Francisca Dionisia Cabezas (López)
gimimas: 1 spalio 1715, Buenos Aires, Argentina
krikštas: 7 spalio 1715, Buenos Aires, Argentina
Francisca Gregoria Cabezas (López)
gimimas: 1715, Buenos Aires, Argentina
Juana Rosa Cabezas (López)
gimimas: 1728, Buenos Aires, Argentina
krikštas: 4 rugpjūčio 1728, Buenos Aires, Argentina, Padrino: Juan Francisco Bazurto. Bautizó fray Roque Luján, franciscano
Luis Gregorio Francisco José Cabezas (López)
gimimas: 9 gegužės 1730, Buenos Aires, Argentina
krikštas: 16 gegužės 1730, Buenos Aires, Argentina, Padrino: Cosme Gutiérrez. Bautizó el Doctor Don Francisco Javier Rendón
Francisca Viviana Cabezas (López)
gimimas: 1734, Buenos Aires, Argentina
krikštas: 13 gruodžio 1734, Buenos Aires, Argentina
Vaikai
Vaikaičiai
Justo Pastor Lynch (Galayn)
gimimas: 20 rugsėjo 1755, Virreinato del Río de la Plata
santuoka: Ana Bernarda de Roo y Cabezas , Buenos Aires, Viceroyalty of the Río de la Plata, Santa María de los Buenos Aires
mirtis: 8 gegužės 1830, Buenos Aires, Argentina
Ana Bernarda de Roo y Cabezas
gimimas: 20 rugpjūčio 1764, Viceroyalty of the Río de la Plata
santuoka: Justo Pastor Lynch (Galayn) , Buenos Aires, Viceroyalty of the Río de la Plata, Santa María de los Buenos Aires
mirtis: 21 rugpjūčio 1836, Buenos Aires, Argentina
Máximo García Posse (Cabezas)
gimimas: Buenos Aires, Argentina
María Margarita García Posse (Cabezas)
gimimas: Buenos Aires, Argentina
Vaikaičiai

Asmeniniai įrankiai
Kitomis kalbomis